viernes, 13 de junio de 2014

Esencia.

Estaba viendo fotos en mi Facebook de hace tres o cuatro años y cierta tristeza llegó. Y pienso: HOY, ahora, soy feliz; AYER, en aquellos años, pretendía serlo. Intentaba encajar en una realidad que no me corresponde.
En algún momento quise ser aceptada por ese grupo cayendo entonces en la hipocresía, falsedad, engañándome a mí misma, intentando hacerme creer que era como ellos. Quise creer que había algo mal en mí, que algo debía cambiar de mi persona para ser catalogada como perfecta.
Por más que lo intenté, por más cambios que diera a mi imagen, aún si adoptaba nuevos hábitos, por más que resistía a mi verdadera esencia, más lejos estaba de ser como ellos, y por ende, encajar allí.

Estaba viendo mis antiguas fotos en Facebook, tres o cuatro años después, y cierta alegría me atiborró hasta los huesos. Nunca antes me había sentido tan feliz, y si comparamos, nunca antes había sido tan feliz. Estoy agradecida por lo que tengo, por quienes tengo...
Esta es mi realidad, aquí pertenezco, aquí no necesito ser algo que no soy para encajar. Aquí ser diferente es sinónimo de único e importante.
Con libertad dejo de llevar esa máscara que durante años cargué, asfixiándome.

Estaba viendo mis antiguas fotos en Facebook de un pasado que sólo es bueno recordar para agradecer por lo que tengo.


Nunca antes he sido tan feliz.


Untitled

3 comentarios:

Penguin dijo...

Hola.
¿Sabes? Me pasó algo muy parecido. Es el peor error que uno comete, el de intentar encajar en un lugar o grupo, y cambiar todo de uno sólo para agradarle a los demás. Muchas veces ni siquiera conseguimos agradarle a los demás.
También coincido con que nunca fui tan feliz como ahora, a pesar de las tristezas que tengo bastante seguido por ciertos motivos.
Lo mejor es ser uno mismo, aunque suene cliché :)

Besos♥

Willow Hope dijo...

la felicidad no podría lograrse si nos anclásemos a él. el pasado debe quedarse ahí, en el pasado.
¡me alegro por ti!
un beso

Vorágines dijo...

vaya, qué bonito texto, me alegra que hayas hecho ese pequeño viaje al pasado y hayas sido consciente de lo que tienes ahora, de cómo eres, de que ahora eres tú y no la de hace años atrás, es una muy bonita manera de conocerse y saber los cambios interiores que lleva cada uno.

(saludos)